La anulación o inertización de depósitos sólo puede ser realizada por profesionales autorizados como Rafibra, que dispongan del carnet correspondiente a la categoría P.P.L. III.
El objetivo de las tareas de anulación e inertización de depósitos y tanques de combustible es regular las actuaciones sobre los depósitos que están en desuso o vayan a ser puestos fuera de servicio, que se hayan utilizado para el almacenamiento de productos petrolíferos líquidos (PPL).
Tradicionalmente se utilizaban materiales como el hormigón, la arena o el agua para inertizar depósitos y tanques, no obstante, hoy existe un material mucho más avanzado y adecuado para realizar dichas tareas de anulación e inertización: una espuma blanca constituida por una resina de la familia de los aminoplásticos.
Con esta espuma, Rafibra logra la inertización de depósitos y tanques de forma limpia, rápida, sin complicaciones y cumpliendo siempre con la normativa vigente. Además, la mayor ventaja de esta sustancia es su capacidad para absorber los hidrocarburos que pudieran liberarse en caso de fuga, por este motivo es perfecta para la inertización de tanques y depósitos en zonas urbanas como garajes, almacenes, sótanos, etc.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies