Limpieza de depositos

Limpieza de depositos

En este artículo hablaremos sobre el procedimiento de limpieza de tanques de combustible.

Los tanques destinados al traslado o almacenamiento de combustible acumulan con el paso del tiempo agua y restos del producto que se pega a las paredes o al fondo de la cisterna. Hay normativas que exigen la limpieza de estos tanques cada dos o cinco años como mínimo y una gestión correcta del residuo contaminante. Por eso, hay que tener en cuenta la empresa de limpieza a la hora de contratarla. Su personal debe conocer perfectamente esas normativas para que los certificados sean válidos.

Antes de la limpieza

En primer lugar, se deben adoptar medidas para impedir la inflamación de vapores y para evitar que el personal esté expuesto a la toxicidad de los mismos.

El método elegido para la limpieza del tanque de combustible depende de varios factores:

1. Características del líquido: de qué tipo de combustible se trata.

2. Dimensiones del tanque: la cantidad de producto de limpieza a utilizar y el tiempo de exposición de los empleados será proporcional al tamaño del tanque.

3. Grado de inflamabilidad: cada combustible tiene propiedades distintas que hay que tener siempre en cuenta.

4. Reactividad de los residuos: hay que tener mucha precaución con los productos de limpieza que se vayan a utilizar.

Durante la limpieza

Se debe hacer una limpieza intensiva, extrayendo todo tipo de restos que se hayan acumulado en las paredes o en el fondo.

1. Se extrae el producto restante. En caso de que haya quedado combustible que pueda utilizarse aún, se trasladará a otro recipiente para devolverlo a su tanque de origen tras la limpieza del mismo.

2. Se desincrustan los residuos de las paredes y del fondo, generalmente se utilizan productos antigrasa para extraer lodos o combustible deteriorado, entre otros.

3. El empleado debe salir del tanque una vez retirados los residuos sólidos.

4. Se hace una vaporización de gases con agua caliente a más de 100º C

5. Desconexión y conexión de tuberías de la instalación.

6. Gestión de residuos contaminantes para cumplir con las normativas de Medio Ambiente IP 06

7. Control de etiqueta de fecha y número de depósito.

Después de la limpieza

1. Control posterior a la limpieza

2. Seguimiento y comunicación de limpieza y pruebas como la normativa lo exige.

Además de cumplir con las reglas con respecto a la limpieza del depósito de combustible, también hay que tener en cuenta las leyes de Seguridad e Higiene Laborales para que los empleados encargados de llevarlo a cabo, tengan toda la prevención posible para evitar accidentes e intoxicación.

Consúltenos para ampliar esta información sobre limpieza de tanques sin ningún compromiso: Contacto.

Limpieza de depositosLimpieza de depositos

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies