Estudios e investigaciones de suelos contaminados

PROBLEMÁTICA

georadar01Cada vez son más los casos de contaminación medioambiental producidos en nuestra sociedad debido a suelos contaminados de las estaciones de servicio o parques de almacenamiento, fugas en oleoductos de tierra, fugas en grandes tuberías de descarga, derrames en plantas industriales, perforaciones en depósitos y tuberías de hidrocarburos, vertidos incontrolados de basura, etc.

La creación de un sistema serio de limpieza o recuperación de la zona afectada, conlleva llevar un alto grado de exactitud de cuál es la fuente de contaminación, características físicas y químicas del elemento contaminante, superficie, volumen, dirección y velocidad de desplazamiento.

Una vez se conocen con exactitud los parámetros que caracterizan al contaminante, es cuando se puede empezar con las tareas de descontaminación.

En la actualidad, los trabajos de evaluación de una zona contaminada aparente, suele ser muy agresiva con el terreno debido a la necesidad de realizar sondeos mediante excavaciones y perforaciones para tomar muestras del terreno.

SOLUCIÓN

La aplicación de métodos geofísicos permite una mayor interpretación de la contaminación, disminuyendo el número de puntos de muestreo, para diseñar una estrategia de limpieza y recuperación más eficaz. Esto se traduce en un ahorro significativo a la hora de cuantificar el grado de contaminación minimizando el número de sondeos.

RAFIBRA-DCM cuenta con los sistemas más modernos, rápidos, económicos y avanzados del mercado para poder realizar la evaluación de las zonas contaminadas que conllevarán a conocer con gran exactitud los parámetros del contaminante, todo ello si realizar ningún tipo de excavación, sondeo, calicata, etc. en el terreno.

FOTOGRAFÍA AÉREA INFRARROJA

georadar02

Mediante la utilización de fotografía aérea infrarroja y de espectro visible de terrenos, podemos verificar la existencia de contaminación no visible producida por depósitos, zanjas, estructuras arquitectónicas, etc. en el subsuelo y su posicionamiento espacial.

Este sistema permite la visualización de anomalías bajo el subsuelo y su posicionamiento exacto de una manera rápida y económica que cubre centenares o miles de metros cuadrados en cada fotografía.

FOTOGRAFÍA TERMOGRÁFICA INFRARROJA

La metodología consiste en la realización de una serie de fotografías mediante cámara digital termográfica de la zona a estudiar.

georadar03Este tipo de cámara infrarroja puede detectar cualquier estructura/anomalía que se encuentren bajo el subsuelo siempre que tengan cierta entidad, y las visualiza mediante contrastes de estos elementos en las capas de terreno superficiales y su impacto en la superficie. Estas alteraciones superficiales normalmente no son visibles en el espectro de luz visible, pero en el infrarrojo se detectan, en determinadas circunstancias.

Diferencias térmicas en el suelo pueden ser un indicador de la existencia en el subsuelo de diferente estructura geomorfológica. Al existir un estrato de diferente densidad, como los hidrocarburos, se detecta una variación en la temperatura del suelo en esas zonas.

La presencia de hidrocarburos en superficie y/o cotas someras retrasa la disipación térmica y siempre aumenta considerablemente la temperatura residual.

SISTEMA ESPACIAL DIELÉCTRICO

El Sistema Espacial Dieléctrico es una técnica geofísica no destructiva basada en la emisión y recepción de ondas electromagnéticas en el suelo proporcionando una imagen del subsuelo midiendo diferencias en las propiedades electromagnéticas de los materiales.

georadar04

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA

Para realizar la deteción y posicionamiento espacial de contaminación por hidrocarburos en el subsuelo, se realizan los siguientes procesos:

  • Toma de datos in situ mediante radargramas lineales. Para ello se utiliza el GEORADAR con antena montado en un carro dotado de odómetro.

georadar06

  • Procesado de los datos recogidos en el trabajo de campo y generación de mapa de contaminación y otros.

georadar07

VENTAJAS FRENTE A SONDEOS

  • El método RAFIBRA-GEORADAR es un método no invasivo, por lo que no necesita realizar excavaciones o algún otro tipo de intervención destructiva del terreno.
  • Es un método que no afecta el medio ambiente.
  • No necesita establecer contacto físico de ningún tipo (electrodos) con el suelo.
  • Rápida adquisición de datos comparado con otros métodos físicos.
  • Proporciona imágenes del subsuelo de alta resolución.
  • Es rápido y muy económico.
  • Fácil aplicación en todos los ambientes.
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies